BrasilEspañaCanadáColombiaArgentinaItaliaCosta-RicaPeru_1Guatemala_1ParaguayPortugal

 

Oraciones

Gozos del Inmaculado Corazón de María

Publicado en Oraciones Varias.

Ya que llenáis de favores

A todo el que en Vos confía,

¡Oh Corazón de María!,

Rogad por los pecadores

 

Ya que sois, Madre divina,

De todos corredentora

De siglos restauradora

De salvación rica mina,

Hallen en Vos medicina

Tantos prevaricadores.

¡Oh Corazón...!

 

Del que va errado sois guía,

Ancora del naufragante;

En Vos halla el navegante

Sosiego, puerto, alegría;

Sin Vos, Madre, ¿qué sería

Del mundo lleno de errores?

¡Oh Corazón...!

 

Por el pecador mostrásteis

En el templo tal ternura

Que por él la espada dura

De Simeón aceptásteis;

Así, Madre, consolásteis

Nuestros llantos y clamores.

¡Oh Corazón...!

 

Jesús puesto en agonía

Rica prenda nos legó,

Pues por Madre nos dejó

A Vos, ¡oh dulce María!

Sí, nacimos, Virgen pía,

Mas ¡ay! de vuestros dolores.

¡Oh Corazón...!

 

Cuando su brazo irritado

Levanta el divino Asuero,

Y al pecador con su acero

Va a dejar exterminado,

Tierna Ester, a Vos es dado

Desarmarle en sus rigores.

¡Oh Corazón...!

 

Si Abigail la prudente

A Nabal logró el perdón,

También Vos la remisión

Obtendréis del delincuente;

Pues vuestro pecho ferviente

No interrumpe sus clamores.

¡Oh Corazón...!

 

Acordaos ¡oh Maria!

Que nadie jamás oyó,

Que sin consuelo volvió

Quien su cuita a Vos confía;

Defiéndanos, madre pía,

Ese Corazón de amores.

¡Oh Corazón...!

 

Por el dolor vehemente

Que a vuestro pecho oprimió

Cuando el buen Jesús murió

De amor víctima inocente,

Sienta el mismo impenitente

De su culpa los horrores.

¡Oh Corazón...!

 

Los cofrades, que a millones

Junta la Archicofradía

Del Corazón de María,

Os hacen mil peticiones,

Demandando conversiones

Siempre más, siempre mayores.

¡Oh Corazón...!

 

Vive libre de temores

El que dice cada día:

¡Oh Corazón de María,

Rogad por los pecadores!

 

V/ Qui me invénerit, inveniet vitam.

R/ Et háuriet salútem a Dómino.

 

Oremus

 

Omnípotens sempitérne Deus, qui in Corde Beatae Mariae Virginis dignum Spíritus Sancti habitáculum praeparásti: concede propítius, ut ejúsdem puríssimi Cordis festivitátem devóta mente recoléntes, secúndum Cor tuum vívere valeámus. Per Christum Dóminum nostrum. R/ Amén.