BrasilEspañaCanadáColombiaArgentinaItaliaCosta-RicaPeru_1Guatemala_1ParaguayPortugal

 

Comentarios al Evangelio

Comentarios Evangelio (106)

Comentarios Evangelio

Escritos por Mons. João Scognamiglio Clá Dias,
Presidente General de los Heraldos del Evangelio.
(www.joaocladias.org.br)

Domingo, 11 Septiembre 2011

¿Debo perdonar sólo una vez?

Domingo 24º del Tiempo Ordinario — Ciclo A — Mateo 18, 21-35

Complejo es el problema del perdón. La ley antigua daba al ofendido el derecho de venganza. El Evangelio prescribe el deber de perdonar las ofensas y enaltece al que lo hace. Ahora bien, ¿cuáles son los límites? ¿Hasta qué punto debe ser pródiga nuestra misericordia?

Domingo 23º del Tiempo Ordinario — Ciclo A — Mateo 18, 15-20

Quien no corrige a su prójimo no sólo causa daño a éste, sino también a sí mismo. Se privará de los méritos y beneficios de cumplir este deber, y terminará por escandalizar a los que comprueban su negligencia.

Domingo, 28 Agosto 2011

Per crucem ad lucem!

Domingo 22º del Tiempo Ordinario — Ciclo A — Mateo 16, 21-27

¿El dolor es inevitable en nuestra existencia? ¿El fiel puede encontrar la verdadera felicidad en esta vida? ¿En qué consiste ésta?

Domingo, 14 Agosto 2011

La fe todo lo alcanza

Domingo 20º del tiempo ordinario — Ciclo A — Mateo 15, 21-28

“Verbum Domini manet in æternum”, la palabra de Dios permanece eternamente. El Evangelio de hoy sobre la fe de la cananea es –y siempre será– actual. ¿Cómo obtener lo que necesitamos y pedimos? ¿Cuál es la relación entre fe y oración? Los presentes comentarios son muy útiles para nuestra vida espiritual.

Domingo 16º del Tiempo Ordinario — Ciclo A — Mateo 13, 24-43

Rectificar los desvíos del pueblo judío en sus conceptos sobre el reino mesiánico, fue uno de los principales objetivos de la parábola del trigo y la cizaña. Además, recalca el deber de creer en la fuerza de expansión y penetración de la Iglesia e insiste en la necesidad de la vigilancia, sobre todo cuando disminuye la sensibilidad.

Domingo, 26 Junio 2011

Una dádiva insuperable...

Solemnidad de Corpus Christi — Ciclo A — Juan 6, 51-58

El amor de Dios por los hombres, manifestado en la Encarnación, llegó a un auge inimaginable con la institución de la Eucaristía. ¿Y cuál es nuestra respuesta a esa entrega tan grande de sí mismo?

Domingo, 10 Abril 2011

La resurrección de Lázaro

Domingo 5º de Cuaresma — Ciclo A — Juan 11, 1-45

El gran amor de Jesús por aquella familia de Betania hacía incomprensible su aparente indiferencia hacia la enfermedad de Lázaro. Pero cuando Dios tarda en intervenir, lo hace por razones más altas y porque ciertamente nos dará con profusión.

Domingo 9º del Tiempo Ordinario — Ciclo A — Mateo 7, 21-27

Cumplir la voluntad del “Padre que está en el Cielo” no consiste principalmente en realizar estupendas obras pronunciando el nombre de Jesús solamente con los labios, sino en tener el corazón en amorosa conformidad con las leyes del Señor.

Domingo 8º del Tiempo Ordinario — Ciclo A — Mateo 6, 24-34

Pobres siempre los tendréis con vosotros” (Jn 12, 8), respondió Jesús a Judas cuando éste, perplejo con el gran gasto realizado por María Magdalena para ungir los adorables pies del Salvador, preguntó: “¿Por qué no se vendió este perfume en trescientos denarios y se dio a los pobres?” (Jn 12, 5).
Es la misma gran ansiedad que impregna las almas de pueblos y naciones de los últimos tiempos, es decir, la frenética búsqueda de bienes materiales. Ahora bien, según los Doctores, a medida que los hombres se apegan más a dichos bienes, tanto más se dividen entre sí. En cambio, cuanto más unión, estima y paz hay entre ellos cuanto más se entregan a los bienes espirituales. Santo Tomás de Aquino emplea a menudo un elevado pensamiento de san Agustín: “Bona spiritualia possunt simul a pluribus (integraliter) possideri, non autem bona corporalia”
Al contrario, mientras más grande sea el número de los que poseen idénticos bienes del espíritu, tanto mejor. Además, se consigue un gran adelanto en el conocimiento de la verdad en la medida en que se busque enseñarla y se quiera aprenderla de los demás.
La liturgia de hoy indica una profunda solución a las crisis actuales: la de la desgastada cuestión social y de la amenazada economía mundial.

Domingo 6º del Tiempo Ordinario — Ciclo A — Mateo 5, 17-37

La Liturgia de este domingo nos muestra que el Mesías no vino a abolir ni a disminuir la Ley, sino a darle pleno cumplimiento. Ahora bien, San Pablo nos dice que nadie se justifica por la práctica de la Ley, sino sólo por la Fe en Jesucristo. ¿Cómo resolver esta aparente contradicción?

Página 7 de 8