BrasilEspañaCanadáColombiaArgentinaItaliaCosta-RicaPeru_1Guatemala_1ParaguayPortugal

 

Domingo, 13 Mayo 2012

Conmemoración del 13 de Mayo en Bogotá, Colombia

Casi 3.000 devotos estuvieron presentes, el pasado jueves 13 de mayo, en la Catedral de Bogotá para conmemorar un año más de las apariciones de la Santísima Virgen en Fátima. La Eucaristía fue celebrada por el Rvdo. Padre Carlos Tejedor E.P. y concelebrada por varios sacerdotes.

El acto litúrgico fue acompañado por el coro de los Heraldos del Evangelio, popularmente conocidos en Colombia como ‘Caballeros de la Virgen'.

El evento inició con el rezo del Santo Rosario, que los feligreses acompañaron con cánticos entre misterio y misterio. Tras el rosario, se dio inició a la Misa con un marcha inaugural presidida por el celebrante y acompañada por los sacerdotes concelebrantes y miembros de los Heraldos del Evangelio, que portaban la imagen peregrina de Nuestra Señora de Fátima y que fue recibida por los asistentes con vivas y aplausos.

En su homilía, el Padre Carlos resaltó la importancia de la Virgen María en la vida espiritual de cada persona: "Por ser Ella la elegida por Dios para ser la Madre de Jesús, se convierte en nuestra Madre. [La Virgen] es una guía para llevar nuestra vida correctamente, siguiendo sus pasos y actuando como Ella lo hizo", dijo.

"María apareció en Fátima el 13 de Mayo de 1917 para dar al mundo un mensaje de advertencia y de esperanza. Ella pidió insistentemente apartarse del pecado, hacer penitencia por ellos y rezar el Santo Rosario, como medio de apartar del mundo las catástrofes que lo amenazaban, refiriéndose obviamente a las terribles guerras que se abatieron sobre Europa en el siglo XX".

Acrecentó que debemos mantener viva en nuestros corazones una fe ardiente, insistiendo que es el único medio de salvar al mundo de las crisis que lo envuelven".

Finalmente, se realizó la ceremonia de coronación de la imagen de Nuestra Señora de Fátima y se consagraron las familias a la Santísima Virgen.