BrasilEspañaCanadáColombiaArgentinaItaliaCosta-RicaPeru_1Guatemala_1ParaguayPortugal

 

Viernes, 22 Abril 2011

Procesión del Cristo Yacente de Becerra, en las Descalzas Reales, de Madrid

 

Los Heraldos del Evangelio desde hace muchos años son los encargados de ayudar en la procesión del Viernes Santo con la imagen del Cristo yacente de Becerra, como se le conoce.

El Monasterio de Nuestra Señora de la Visitación, más conocido como las Descalzas Reales, es un monasterio de las RR MM Clarisas Franciscanas, fundado en 1559 por Doña Juana de Austria, viuda del príncipe Don Juan Manuel de Portugal, hermana del rey de España Don Felipe II y madre del futuro rey portugués, Don Sebastián. Se encuentra situado en la actual Plaza de las Descalzas de Madrid. Es un edificio de siglo XVI, que alberga en su interior importantes obras de arte. Parte del monasterio está en la actualidad dedicado a museo, que se puede visitar.

La primera comunidad de religiosas clarisas llegó desde Gandía (provincia de Valencia), enviada por San Francisco de Borja, con el consentimiento del general de la Orden de San Francisco. Fue nombrada primera abadesa sor Francisca de Jesús, tía de S. Francisco de Borja, que murió en Valladolid antes de que fueran terminadas las obras del monasterio de Madrid. Francisca de Jesús llevó en su compañía y como coadjutoras a María de Jesús (su prima hermana), hija del marqués de Denia, Jerónima del Pesebre, Margarita de la Columna, Isabel de la Encarnación y Ana de la Cruz. Cuando la primera abadesa murió pasó a sustituirla sor María de Jesús, que murió en Madrid cuando la comunidad se hallaba instalada en las casas del tesorero Alonso Gutiérrez, antes de finalizar las obras.

En 1559, el día de la Asunción, la comunidad de clarisas entró por fin en el Monasterio, en solemne procesión. A lo largo de la historia fueron varias las monjas de sangre real, además de Doña Juana de Austria y Doña María de Austria, que profesaron en el Monasterio.

El 3 de septiembre de 1715, el rey Felipe V dictó un Real Decreto por el que se concedía el título perpetuo de Grande de España a todas las abadesas de las Descalzas.

La procesión de la imagen del Cristo yacente se realiza al finalizar los Oficios del Viernes Santo a través del claustro del monasterio. Es la única procesión en el mundo que -por Bula Papal- lleva a Nuestro Señor Jesucristo vivo y muerto a la vez, pues en el costado de la imagen del Cristo es colocada una teca con el Santísimo Sacramento. Los capellanes del Monasterio acompañados de otros sacerdotes presiden la procesión que atrae todos los años a muchos fieles de Madrid y de fuera de la capital.


Fotos :