Imprimir esta página
Lunes, 27 Enero 2003

En Extremo Oriente


Durante los meses de octubre y
noviembre la imagen de Nuestra
Señora de Fátima visitaba Hong-Kong
y Macao, procedente de Filipinas.

En la primera ciudad fue llevada a
ocho parroquias, seis comunidades
diocesanas, a varios grupos de
oración y casas de familia.


Venerada especialmente en la parroquia de San Antonio, recibía allí en un emotivo acto
de ofrecimientos voluntarios de penitencia y oraciones, que los fieles le daban atendiendo al
pedido hecho en Fátima. El nuevo obispo, Mons. Joseph Zen Ze-Kiun, coronó a la imagen de
la madre de Dios, mostrándose satisfecho por el trabajo de los Heraldos en la diócesis que
ahora asumía.

En Macao, población conocida por su gran devoción mariana, herencia de la colonización
portuguesa, también fueros muchos los lugares donde estuvo la Virgen, principalmente
parroquias y colegios, a petición de las autoridades eclesiásticas locales.

El obispo coadjutor de esta diócesis, Mons. José Lai, recibió calurosamente a los
Heraldos, manifestando su deseo de que colaboren en las actividades pastorales de
evangelización y formación de seglares.