Imprimir esta página
Jueves, 13 Marzo 2003

Comienzo de la Cuaresma en Hungría


El comienzo de la cuaresma para los Heraldos en Hungría ha sido lleno de actividades religiosas.

En el importante santuario mariano de Makkosmária, de Budakeszi, fue preparada una jornada de oración por la paz, atendiendo al llamamiento del Santo Padre: "En todo santuario mariano se elevará hacia el Cielo una ardiente oración por la paz con el rezo del Santo Rosario. Confío que también en las parroquias y en las familias se rece el Rosario por esta gran causa de la que depende el bien de todos".

El miércoles de ceniza fue llevada la imagen del Inmaculado Corazón de María a éste mismo santuario, donde entró solemnemente. Se rezó un Rosario y a continuación hubo misa, en la cual fueron bendecidos nuevos oratorios para peregrinar entre las familias.

Esa misma semana, el primer viernes de cuaresma, participaron con relieve, en el Via Crucis de la iglesia de San Miguel.


Al día siguiente el obispo auxiliar de Kalocsa-Kecskémet, Mons. László Biró, dirigía unos ejercicios espirituales, con la presencia de la imagen, en uno de los salones del colegio de los padres cirstencienses.

El domingo los monaguillos de la ciudad celebraban a su patrón: Santo Domingo Savio. Para este fin se reunieron en la parroquia de Budakeszi donde un gran número de chicos participaron en las funciones del altar durante la eucaritía y posteriormente pasaron a un refrigerio en el salón parroquial. Ambos actos estuvieron presente los Heraldos.